Mi NO tan Humilde Opinión

Por Kaya Sauceda

Qué bien se siente transitar por las calles de Regiolandia después de Navidad... y qué gusto enterarnos que prohibir la venta de cohetes fue un factor determinante para que se registrara una disminución del 50% en incendios reportados y hasta un 40% los accidentes por quemaduras y amputaciones, según datos proporcionados por Protección Civil y Bomberos. Pero lo que me llena de júbilo es que, amigas mías que tienen nenes con autismo me comentaron que por fin sus hijos pudieron disfrutar la Noche Buena, tranquilos, sin ruidos, en paz. También se reportaron menos mascotas extraviadas o afectadas por el uso de pirotecnia.

Me queda claro que muchos regios no estuvieron de acuerdo con tal prohibición, y que si no tronaron "cuetes" fue porque no encontraron dónde comprarlos.

Al regio promedio (la gran mayoría), le es indiferente cualquier tema de beneficio para el entorno, con que tengamos liguilla y promos en cerveza es más que suficiente, nada qué ver con que le importe el medio ambiente, las mascotas, o los niños y personas de la tercera edad.

Nos falta mucho como sociedad, por algo se empieza... pero estamos avanzando. Faltan las celebraciones de Año Nuevo, sigamos así.

Mientras tanto en el Congreso... nuestros flamantes diputados se aprobaron y recibieron un aguinaldo de $187,096. Pero no piensen mal, no se alteren. Esto se les va a dar en dos partes, una ahorita y la otra en Semana Santa, ellos saben que la inseguridad es bastante... peligro y los asalten. Y no conformes con esto, regresan a sesionar al Pleno hasta el 1 de febrero; para esa fecha ya valieron madre la Huasteca, la Sierra de Picachos, el Río Santa Catarina, el Parque Fundidora... y de pasada, nuestros pulmones.

Todo sea por la ecología.
La Comisión de Coordinación y Régimen Interno pide ampliación del presupuesto del Poder Legislativo (esto lo hicieron de madrugada y a puerta cerrada), para la compra de 24 vehículos híbridos con un valor de 332 mil pesos cada uno, para lo que piden 10 millones extras del presupuesto. O sea, ellos quieren carro nuevo, ecológico, sin bolsa de plástico, ni popotes. ¿Y las pedreras? ¿Y la industria no regulada?

Y mientras, la Comisión de Costos y Productividad del Consejo Estatal del Transporte y Vialidad (también a puerta cerrada), se atora al regio promedio y futbolero, con un aumento del 16.7% en el costo del pasaje en camión; y todavía sale el director de la Agencia Estatal de Transporte con la jalada de que, si los transportistas no cumplen con mejorar las unidades, el aumento "va pa'atras". O sea, jamás le han dado "pa'atras" a nada de lo que pactan a puerta cerrada.

¡Por eso no se pinshis puede!