Caintra pide acelerar reactivación económica

Caintra pide se aceleren los procesos de reactivación económica con todas las medidas sanitarias, así como generar verdaderos apoyos para proteger las fuentes de empleo.

El 75 por ciento de los trabajadores que menos ganan en Nuevo León, han perdido su empleo, advirtió la Cámara de la Industria de la Transformación (Caintra), por lo que urgió a que se aceleran los procesos de reactivación económica.

“En Nuevo León la proporción de los empleos perdidos cuya remuneración es de hasta dos salarios mínimos es del 75%, cifra superior a lo presentado a nivel nacional.

“En números absolutos, implica que más de 40 mil trabajadores despedidos en el estado son de los niveles más bajos de ingreso”, informó Guillermo Dillon Montaña, director del organismo en la entidad, por medio de un comunicado.

Conforme a lo que detalla la información, si a lo anterior se suma que, el 80 por ciento de los empleos perdidos fueron de plazas permanentes, se deduce que estos trabajadores tenían un trabajo estable para sus familias.

Cintra explicó que esto se deriva de un análisis profundo de las estadísticas de afiliados al IMSS que publica el organismo, correspondiente al mes de abril de 2020, en el que se advierte que la pérdida de empleos en el país, y Nuevo León se concentra en los trabajadores de menores sueldos.

“La situación de cierre de actividades, rompimiento de cadenas y falta de apoyos para las PyMEs han provocado que las personas de menores ingresos sean las más afectadas en esta pandemia”, señaló Caintra.

De los más de 555 mil empleos perdidos en el país durante abril de 2020, alrededor de 385 mil corresponde a trabajadores cuyo rango de sueldo va de 3 mil 696 a 7 mil 394 pesos por meses.

Es decir, agrega, el 69% de los trabajadores que han perdido su empleo en abril, son los que percibían hasta dos salarios mínimos.

La Cámara indicó que el incremento del desempleo en los estratos más bajos de ingreso repercute sobre el bienestar de las familias, el estado y el país, lo que derivará en problemas sociales como mayor pobreza, mayor desigualdad, falta de oportunidades y un aumento en la inseguridad en todos los niveles.

Exhortó a las autoridades a acelerar los procesos de reactivación económica con todas las medidas sanitarias, así como generar verdaderos apoyos para proteger las fuentes de empleo.

“Las autoridades no pueden permitir que los trabajadores de menores ingresos sean los más afectados por no dedicar apoyos que permitan a las PyMEs sobrevivir en este periodo de cierre y sin ingresos para mantener sus empleos.

“Cuando una PyMEs muere, no lo hace sola, también mueren los empleos que ella brinda. Seguiremos exhortando por una ágil, ordenada y responsable reapertura económica”, declaró Dillon Montaña en el documento.