Buscadoras NL se unen por sus desaparecidos

Este lunes, el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas, dio a conocer que durante el 2018 fueron registradas 9 mil 164 personas desaparecidas en el país, de las cuales fueron localizadas 3 mil 980.

Por Melva Frutos

Nuevo León figura entre los estados en donde se cometen la mayoría de las desapariciones que se reportan en México y dicha transgresión ha perturbado la vida de muchas familias, que cada vez se unen más para buscar a los suyos.

Buscadoras Nuevo León es un nuevo colectivo que hasta el momento integra a 23 familias de víctimas de desaparición forzada.

Su misión es clara: encontrar a sus desaparecidos, exigir a las autoridades dar con su paradero y en una clara y desinteresada alianza, trabajar con éstas para lograrlo.

En este nuevo colectivo existe más diversidad, explicó Luisa Castellanos, esposa de Nicolás Flores, desaparecido en 2011.

“Porque regularmente los colectivos son de madres, y en este caso, el colectivo Buscadoras está integrado por madres, esposas, una hermana, e incluso, una hija”.

Después de que las integrantes de Buscadoras estuvieron por algún tiempo trabajando de manera individual tras haber abandonado otras agrupaciones, se dieron cuenta de la necesidad de agremiarse para poder tener representación.

En Veracruz, agregó Castellanos, se ha realizado un buen trabajo y se han reportado importantes hallazgos, lo cual deriva de la existencia de una cantidad considerable de colectivos.

Este lunes, el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas, dio a conocer que durante el 2018 fueron registradas 9 mil 164 personas desaparecidas en el país, de las cuales fueron localizadas 3 mil 980.

Lo anterior significa que, del primero de diciembre de 2018 al 6 de enero de este año, hay 5 mil 184 personas sin ser localizadas.

Los estados con mayor número de personas desaparecidas son: Nuevo León, Tamaulipas, Coahuila, Estado de México, Chihuahua, Jalisco, Sinaloa, Veracruz, Puebla y Guerrero.

Las integrantes de Buscadoras consideraron que, si bien en la entidad contaban con contactos para poder seguir buscando, era imperante que se organizaran para poder acceder a las autoridades federales, comentó Castellanos.

Cada una de las integrantes del nuevo colectivo tiene otras responsabilidades, tienen que trabajar para subsistir, atender a sus familias, lo cual, a veces les dificulta accionar como quisieran, aclaró, sin embargo, ya tienen planes de retomar las búsquedas en campo, además de las diligencias que tienen qué ver con revisión de expedientes y colaboración con las instancias oficiales.

La “buscadora” comentó que ya tuvieron una primera reunión con la titular de la Comisión Estatal de Búsqueda de Personas de Nuevo León, María de la Luz Balderas Rodríguez autoridades y Eduardo Saucedo, de la Fiscalía de Justicia estatal, con quienes han hecho acuerdos para seguir trabajando de cerca este año.

Destacó que dichas autoridades locales han sido un importante puente para que el colectivo pudiera reunirse con sus homólogos de Tamaulipas, con quienes trabajaron en la verificación de los expedientes de cuatro personas desaparecidas el año pasado en ese estado.

“Tres de ellos en Nuevo Laredo y uno en Ciudad Victoria, de hecho, son recientes, del año pasado.

“(Sus familias) forman parte del colectivo, y vamos a estar trabajando en conjunto con la fiscalía de Tamaulipas, con la Comisión local de Tamaulipas y con la comisionada en Nuevo León y el fiscal de Nuevo León, para compartir información”, detalló.

Lo anterior, dijo, será a la par del trabajo que se haga en el Plan Regional de Búsqueda, que integra a Nuevo León, Tamaulipas y Coahuila.

No es un camino sencillo, advierte Castellanos, pues los más de 8 años buscando les han enseñado que hay que tocar muchas puertas, y literalmente, picar piedra, pero considera que unidas encontrarán a sus familiares y en el camino, entre ellas se sostienen y fortalecen.